Noticias - La Barca del Peregrino ®

El crecimiento de la Variante Espiritual impulsa la apertura de nuevos albergues en la comarca

En A Armenteira se está construyendo uno y otro ha solicitado licencia, mientras en Barrantes existe interés en presentar un proyecto | Vilanova cuenta ya con dos establecimientos en el casco urbano y otro en Ponte Arnelas

A pesar de ser el lugar por el que, según la leyenda, los restos del Apóstol Santiago llegaron a Compostela, los vínculos de la comarca de O Salnés con el Camiño de Santiago se limitaban a un remonte de la ría y el Ulla anual hasta hace algo más de una década.

Fue en ese momento cuando Celestino Lores, responsable de la asociación Amigos do Camiño Portugués, y el presidente de la Mancomunidade por aquel entonces, Gonzalo Durán, decidieron poner en marcha una variante del Camiño Portugués que pasase por la comarca de O Salnés, una opción para los peregrinos que fue bautizada como Variante Espiritual al unir los monasterios de Santo Domingo en Pontevedra, San Xoán de Poio y el histórico de Cálago, en Vilanova de Arousa, además de ofrecer la posibilidad a los peregrinos de navegar hasta Pontecesures para seguir su camino. Después llegarían las sucesivas campañas de promoción que convirtieron la Variante Espiritual en uno de los grandes emblemas turísticos de la Mancomunidade.

Más de una década después, la Variante Espiritual ha creado toda una economía a su alrededor, con la puesta en marcha de diferentes servicios para los peregrinos, entre ellos, el de alojamiento. Uno de los principales handicaps con el que se encuentran los peregrinos en su recorrido por la Variante son las pocas plazas en albergues que existen en la primera parada de Armenteira, donde tan solo hay 17 camas en estos momentos. Esa ausencia se compensa con casas turísticas o con la hospedería del propio monasterio de Armenteira y, en no mucho tiempo, con dos nuevos albergues de titularidad privada. Uno de ellos ya se encuentra en fase de construcción, mientras que el otro ya ha solicitado la licencia tras presentar en el Concello el proyecto.

Enlace a la noticia – Faro de Vigo