Más peregrinos en la Variante Espiritual y el Camiño Portugués que en año Xacobeo

Los primeros peregrinos tras el invierno recorren una vía que alimenta a negocios hosteleros de todas las categorías

El Camiño de Santiago ha adquirido una importancia que va mucho más allá de cuestiones religiosas, convirtiéndose en una opción de encontrarse a uno mismo, o incluso, de ocio diferente a las propuestas que se pueden encontrar. Tal es así que, cada año que pasa, sigue creciendo de forma que, este 2023, pasará a la historia como el año en el que más peregrinos han recorrido el Camiño Portugués y la Variante Espiritual, más incluso que en 2022, que fue el año Xacobeo extendido después de la pandemia.

Así lo reconoce Celestino Lores, presidente de la Asociación de Amigos do Camiño Portugués, una de las personas que mejor conoce todos los flujos de peregrinos que atraviesan esa ruta y sus diferentes variantes. A día de hoy, han pasado a cubrir la Compostelana un total de 139.158 peregrinos, a los que hay que añadir unos 10.000 más que, por diferentes circunstancias no se han detenido en Pontevedra, lo que significa que estamos en cifras del pasado año cuando todavía nos queda por delante algo más de un mes, tiempo que no suele ser el momento más importante del año pero que va a hacer crecer estas cifras en cinco o seis mil personas más”.

Este crecimiento lo achaca Lores a la gran promoción que se está acometiendo para dar a conocer el Camiño Portugués y sus diferentes variantes, especialmente en el extranjero. No en vano, “un alto porcentaje de esos peregrinos son de otras nacionalidades que no vienen tanto por el Xacobeo como por llegar a Santiago, dándole un poco igual el año”. A ello, añade Lores, el Camiño Portugués “es una ruta que gusta y sienta bien, con muchas empresas dedicadas a ofrecer servicios a los peregrinos”. Además, Lores siempre insiste en el hecho de que el Camiño de Santiago “es un camino totalmente seguro, con la gran cantidad de personas que transitan por el, apenas se registran incidencias, y eso da mucha seguridad, además de que tan solo precisas de tus pies para recorrerlo”.

 

Enlace a la noticia – Faro de Vigo